RECEPCIONISTA

Recepcionista: El recepcionista es una de las profesiones más buscadas en Londres por parte de aquellas personas que cuentan con un buen nivel de inglés y un mínimo de experiencia en el sector. Se pueden encontrar dos tipos distintos de recepcionistas:

  • Restaurante:  las tareas de un recepcionista en un restaurante son muy variadas: desde dar la bienvenida  a los clientes a su entrada en el establecimiento, contestar al teléfono, realizar las reservas, así como llevar la contabilidad del restaurante y los clientes a quien ofrecen sus servicios.
  • Hotel:  en una ciudad como Londres, el turismo es uno de los sectores con mayor actividad, por lo que ser recepcionista en un hotel requiere mucho empeño y habilidad de cara a los clientes. Las tareas a realizar son más o menos las mismas que las que se llevan a cabo en la recepción de un restaurante: recibir a los clientes, responder a las llamadas, ofrecer información, asignar las habitaciones a los huéspedes, haciendo que todo se encuentre bajo control. La diferencia con el restaurante es que en este caso, el recepcionista puede tener diversos turnos, alternando el trabajo durante el día y la noche.